Desaparece el Libro de Familia

A partir de este próximo 30 de abril de 2021, el Registro Civil dejará de expedir en formato papel el tradicional Libro de Familia, sustituyéndose por una ficha electrónica única para cada ciudadano unificada para todo el territorio español, gracias a la Ley 20/2011, de 21 de julio, que entrará en vigor tras casi una década.

Se prevé que este nuevo formato se configure en una base de datos en la que cada individuo dispondrá de una hoja o extracto en la que figuren todos los datos personales relacionados con su estado civil.


Los Libros de Familia expedidos con anterioridad a la entrada en vigor de esta ley seguirán teniendo plenos efectos y seguirán siendo totalmente útiles, por lo que aquellas familias que disponen de él podrán seguir haciendo uso del mismo con las mismas funciones con las que ha venido funcionando.


Este cambio entraña un avance notorio para aquellos ciudadanos que quieren iniciar un procedimiento de divorcio, especialmente para aquellos que deban hacerlo de manera contenciosa, pues la tarea de recopilación de la documentación necesaria que debe acompañarse al escrito de demanda, en ocasiones, dificulta la labor de los abogados de familia, allanando el terreno que debe recorrerse para iniciar los trámites legales del divorcio.

Sin duda, supone un cambio radical en el modelo tradicional registral, que se ve poco a poco adaptado a nuestra realidad social.